lunes, 18 de febrero de 2019

El héroe de lo posible

Nos fascinan los extraterrestres, esas personas que nacen con talentos especiales en el lugar adecuado para que los desarrollen con facilidad. Pero de vez en cuando, uno de nosotros, uno de los «normales» despunta. Deja de ser el hijo, padre, marido, amigo y compañero que nos cruzamos en cualquier sitio, en una farmacia, en un supermercado, en un bar. Entra con tanta discreción en las páginas de la historia como si pidiera disculpas por ser tan bueno, tan rápido, tan resistente. Los focos iluminan su rostro, ese rostro que hemos visto por la calle, en una carrera, organizando o corriendo, su mirada y su sonrisa. Nos pellizcamos pensando si de verdad será él, y cuando vemos que sí, que es él… mil fuegos artificiales estallan en nuestro corazón porque el éxito de los extraterrestres fascina pero el éxito de los héroes reales y posibles te llena el alma. 

Azul como su mirada es el color de su equipo y, cuando decidí dejar de ser deportista independiente, mi primera idea fue formar parte de él. Cuando conoces a una persona que, siendo tan gran deportista, es tan buena gente… quieres estar en su equipo de montaña, de vela o de lo que se tercie. Pero su gran amigo Javi Fernández le metió un gol por la escuadra y hoy soy verde y no azul. Verde de Moal y no azul de Cafés Toscaff, y mira que soy cafetera. Da igual. Incluso a él le da igual. Estamos por encima de los colores. 

Ojalá que él revolucione la historia del ultra fondo y, ya que estamos, del maratón. Así, pim-pam, pim-pam, con su trote cochinero que cada vez es menos trote y más zancada de guepardo. Es un héroe de carne y hueso, como cualquiera de nosotros, alguien que se siente orgulloso de haber terminado de los últimos en su primera Travesera y que hoy amenaza con nunca más dejar de ser veloz. (La verdad es que yo no creo que sea como cualquiera de nosotros, la verdad es que yo creo que es un ser extraordinario por los cuatro costados... pero él se mantiene leal a sus orígenes de corredor popular y de tipo normal).

En esta vida no siempre ganan los buenos, pero cuando ganan, ¡ay cuando ganan!, su triunfo instaura en el corazón un aire de esperanza, como si el mundo pudiera ser justo y pacífico, y todos los males pudieran erradicarse.

Nos rendimos antes él, hacemos nuestros todos sus récords porque su éxito es nuestra felicidad.

Bienvenidos al héroe de lo posible, al héroe de todos, Nico de las Heras

martes, 5 de febrero de 2019

Campeonato de Asturias Cadete y Junior 2019



No es que la temporada haya comenzado este 2 de febrero, porque varios socios de la Verde ya habíamos participado en algunas carreras durante el mes de enero, pero sí es cierto que este pasado sábado tuvo lugar el Campeonato de Asturias para las categorías Cadete y Junior, en el Cayón Trail  y hubo un buen elenco de la Asociación Deportiva Moal. 

Allí estuvieron Adrián, Adriana, Carla, Carmen, Eduardo, Fino, Javi, Juanín, Noelia y, un poco más protagonistas en ese día, Jimena y Esteban que luchaban por el Campeonato de Asturias Cadete y Junior respectivamente. Para una tía de secano como yo, aficionada una barbaridad a la nieve, pero no al agua y barro, admiro mucho la alegría con la que corréis con lluvia y barro. Es que os metéis por un arroyo, con el agua hasta la rodilla y nada, como si fuera agosto. ¡Qué valientes!

Esteban, 3er junior en meta
Jimena, 2ª Cadete en meta

Es un honor y un lujo representar a un equipo en una prueba del calendario autonómico y nacional, es como decir a todo el mundo: «Oye, soy de la Asociación Deportiva Moal y aquí estoy, me he atrevido a inscribirme, a calzarme las zapatillas, a correr con todos estos craks y terminar la carrera». Ver esta fabulosa representación  motiva y anima a presentarse a pruebas tan duras y competitivas como esta. 


Tuvimos la suerte de que Jimena y Esteban grabaran las iniciales de nuestro club en el Campeonato de Asturias 2019, un éxito para ellos y para todos. Y también que Adriana fuera la 2ª Senior. Pero cualquier compañero y compañera de equipo son una inspiración, en la primera posición, en la décima o en la última. Así que, a ver si logramos esta misma representación en la próxima cita del calendario de carreras, el Campeonato de Asturias de carreras verticales, la Subidona de Piedrallácea en Rozagás. ¿Hacemos una quedada para ver el recorrido?



Montañas de escaleras

Ellos pueden dar fe de que les entrevisté antes de Navidades pero les dije que no publico nada hasta que siento que el momento ha llegado. Confiaron en mí. En Reyes les hice retocar por segunda vez la entrevista y siguieron confiando en mí. En el arte de la escritura no basta con contenido, una palabra aquí o allí puede cambiarlo todo y hay que sentarse paciente a esperar a la inspiración que, además, hay que condimentar con sentido de la oportunidad. 

No puedo imaginar mejor palanca para esta entrevista que la última entrada de Ramón Ferrer sobre Mikel Besora. Así que, gracias Ramón por ser tan brujo y gracias, pareja, por vuestra paciencia. Como bien dijo el compositor y director de orquesta que tanto marcó mi adolescencia Leonard Bernstein: 
«¿Por qué no correr escaleras arriba y escribir una bonita melodía?»
Bienvenidos a Nasio Cardona y Laurence Rastell